EcoLaMancha

noviembre 30, 2007

Contaminación y residuos tóxicos

Filed under: CONTAMINACION — miguelangelgallego @ 8:47 pm

La contaminación y los residuos tóxicos son la otra cara de la moneda del desarrollo industrial concebido como panácea y sinónimo de progreso.

Cuando nos encontramos con datos que afirman que España es el octavo estado emisor de gases contaminantes a los niveles bajos de la atmósfera (solamente de dióxido de azufre se emiten tres millones de toneladas), que a la mayoría de los acuíferos de la cuenca mediterránea le quedan por término medio solamente 20 años de utilización debido a la contaminación de nitratos, o que el 75% de las aguas residuales que llegan al Mediterráneo de las 140.000 fábricas y 120 millones de personas que se asientan en sus bordes no están depuradas, nos damos sólo parcialmente cuenta de la magnitud del problema.

Un problema debido, entre otras razones, a que no estamos acostumbrados a pensar solidariamente con conciencia histórica y a que estamos hipnotizados por la instantaneidad del uso y disfrute de lo que nos rodea.

Nuestros obsequios al entorno Estas son las sutancias contaminantes más importantes por su mayor volumen o por su mayor toxicidad. Contaminantes clásicos: Dióxido de carbono (CO2): El principal gas responsable del calentamiento global.

Óxidos de nitrógeno (NOx): Contribuyen a la formación de ozono a nivel del suelo y de la niebla urbana.Cloruro de hidrógeno (HCl): Muy soluble en agua, forma un ácido muy fuerte llamado ácido clorhídrico, responsable de la formación de brumas ácidas en condiciones ambientales de humedad y durante inversiones. Una situación así podría producir irritaciones en los ojos y otros tejidos humanos sensibles y también problemas respiratorios.Dióxido de azufre (SO2): Principal responsable de la destrucción casi un tercio de los bosques de Europa central y septentrional por lluvia ácida.Partículas sólidas: Se distingue entre partículas gruesas (más de 2 micrómetros de diámetro) y partículas finas (menos de 2 micómetros).

Las partículas finas son las más peligrosas ya que pueden ser arrastradas cientos de kilómetros por el viento y el cuerpo humano no cuenta con ninguna protección contra ellas, así que penetran fácilmente en los sacos alveolares de los pulmones, desde donde los contaminantes que transportan pasan directamente a la sangre. Metales pesados: Los más peligrosos son el mercurio, que produce daños en el sistema neurológico, el cadmio, que perjudica los riñones, y el plomo, cuyo efecto clínico más preocupante es el daño que produce en el desarrollo mental de los niños.

Su toxicidad se agrava debido a su carácter persistente y bioacumulativo: no se degradan y los seres vivos no cuentan con mecanismos para eliminarlos. Compuestos orgánicos de síntesis: Destacan por su elevada toxicidad, volatilidad, persistencia en el medio, carácter bioacumulativo y movilidad en los vertederos, sustancias como los hidrocarburos alifáticos, aromáticos (tolueno, xileno, bencenos), ésteres, éteres, cetonas, aminas, PCBes, PCTes…

Entre ellos están los contaminantes más peligrosos generados nunca por la actividad humana: las dioxinas y los furanos, que pertenecen a una familia química más amplia, los organoclorados :
Cloruro de vinilo
Uso
Elaboración de PVC
Efectos
Causa cáncer cerebral, suprime el sistema inmunitario
Mutagénico; causa defectos de nacimiento .

Tricloroetileno
Uso
Pinturas, gomas y limpiadores de alfombras
Efectos
Causa cáncer y daños en el sistema nervioso central
Causa fallos en la reproducción.

Metil cloroformo

Uso
Líquidos correctores y tintas
Efectos
Daña el corazón y el sistema respiratorio
Destructor de la capa de ozono

Percloroetileno
Uso
Limpieza en seco, desengrasante de metales
Efectos
Daña el hígado y los riñones
Origina lluvia ácida

Hexaclorobenceno

Uso
Fungicidas, subproducto en la producción de disolventes clorados
Efectos
Inhibe el desarrollo y afecta al metabolismo . Bioacumulativo

Dioxina

Uso
Subproducto durante la obtención o incineración de organoclorados
Efectos
Causa cáncer y fallos en la reproducción, daña el sistema inmunitario
Origina tumores cancerígenos en peces y mamíferos marinos

Las 6 plagas del siglo XX:

La contaminación continua, cotidiana, callada es mucho más grave que la que en ocasiones salpica las páginas de los diarios. Los accidentes de superpetroleros (Exxon Valdex, Mar Egeo…), de plantas industriales (planta de producción de biocidas de la multinacional Union Carbide en Bophal, India) se quedan pequeños al compararlos con las cantidades de contaminantes que se vierten anualmente en un país industrializado como España.

Estos son los seis pilares sobre los que asienta toda economía industrializada y por tanto, las principales fuentes de los contaminantes arriba descritos. Los datos, referidos a España, provienen de estimaciones oficiales de la década 80-89. Refino de petróleo
Diez establecimientos que han producido a lo largo de la década una media anual de 36 millones de toneladas.

Esto ha supuesto un gasto energético de 1,5 millones de megavatios, deteriorar 360 millones de m3 de agua al año (casi 8 veces el caudal anual del río Manzanares), emitir a la atmósfera 150.000 toneladas de anhídrido sulfúrico y 17.000 de óxidos nitrosos (lo que equivale a 19 toneladas de contaminación todas y cada una de las horas del año).

No olvidemos que el destino de la producción de este sector es también contaminante: la combustión de los derivados del petróleo multiplica por cientos la corrosión atmosférica.

Siderurgia del hierro

Existen 230 establecimientos que producen 50 millones de toneladas anuales. Para ello han consumido 7,5 millones de megavatios-hora y 6.250 millones de m3 de agua al año, y han emitido 450.000 toneladas de contaminantes (entre ellos, 200.000 de SO2). Esto último supone la emisión de 51 toneladas cada una de las horas de cada año.

Electricidad de origen térmico

Una media de 150 centrales han producido unos 70 millones de megavatios anuales, quemando 12 millones de toneladas de hulla, 4 millones de antracita, 22 millones de lignito, 2 millones de fuel y 2 millones de m3 de gas. Lo cual se salda con algo más de 2 millones de toneladas de contaminantes aéreos: 341.000 de partílas sólidas, 1.610.000 de SO2 y 186.000 de óxido de nitrógeno. Es decir, 4 toneladas de contaminantes por minuto y 36 m3 de agua por segundo para refrigeración por cada 1.000 megavatios-hora.

Cementeras y afines

Unas 300 fábricas que producen 30 millones de toneladas anuales han gastado hasta 3 millones de megavatios, otras tantas toneladas de carbón, 150.000 toneladas de fuel y unos 15.000 litros de gasolina y gasóleo. Algunos analistas sitúan en 500.000 las toneladas anuales de partículas sólidas emitidas por estas industrias, acompañadas de 50.000 toneladas de SO2 y 11.000 de óxidos de nitrógeno.

Fábricas de celulosa, papel y cartón

Las 180 en funcionamiento degradan muy seriamente 87’5 millones de m3 de agua (2.700 litros cada segundo) vertiendo unas 2’3 millones de toneladas anuales de órgano clorados. También emiten 31.000 toneladas de partículas sólidas, 50.000 de SO2 y 12.000 de No. Todo ello para producir 3’5 millones de toneladas de pasta de papel y similares con un gasto energético de casi 3 millones de megavatios-hora y 72.123 toneladas de carbón, sin olvidar la nefasta influencia de este sector industrial sobre la política forestal (monocultivos de pino y eucalipto, recalificación de espacios protegidos) o el “consumo” de bosque que implica cada tonelada de pasta de papel producida.

Las químicas

Al conjunto de la industria química corresponde nada menos que el 30% de los 2.000.000 toneladas de residuos tóxicos y peligrosos que se generan en España. La industria automovilística merece un hueco entre los sectores industriales más contaminantes.

El sector automovilístico español, durante la década de los ochenta, como media anual, usó y contaminó 575 millones de m3 de agua y consumió : 1’5 millones de megavatios, 7.000 toneladas de carbón y 114.000 de fuel-oil para producir una media de 1.150.000 unidades, máquinas diseñadas para no superar una media de 3.000 horas de vida y con una eficiencia energética no superior al 10%, responsables del 20% del CO2 y del 34% de los óxidos de nitrógeno emitidos a la atmósfera.

Además, el automóvil es el principal destinatario de pinturas sintéticas, generadoras de los residuos tóxicos más peligrosos tras los radiactivos.

Un ejemplo: el Mediterráneo no es una cloaca

Los países ribereños del Mediterráneo cuentan con una población de 132 millones de habitantes en la zona costera, a los que se suman unos 100 millones de turistas en los meses de verano.

El elevado volumen de aguas negras se enfrenta a una deficiente estructura de depuración.

El resultado es que entre un 70 y un 85% de las aguas urbanas se vierten sin depurar.

El exceso de nitratos y fosfatos generado provoca proliferación de algas.

La posterior descomposición de la masa de algas por la acción bacteriana consume grandes cantidades de oxígeno y afecta al ecosistema marino en su conjunto.

Más de 200 complejos petroquímicos y energéticos, instalaciones petrolíferas, refinerías, centrales térmicas, industrias químicas y plantas de cloro bordean este mar y lo utilizan como basurero tóxico.

La industria papelera española por sí sola, es responsable del vertido anual de 15.000 toneladas de residuos órgano clorado.

Ante estas cifras nada extraña que la mortandad de delfines del Mediterráneo, detectada en 1990, se asociara con el debilitamiento de sus sistemas inmunológicos causado por los elevados índices de sustancias órganos clorados medidos en sus cuerpos.

Otra importante fuente de contaminación es la agroquímica: tan sólo en las comunidades autónomas ribereñas se emplean anualmente más de 500.000 toneladas de abonos nitrogenados y casi 200.000 de fosforados. Pero a la cabeza de los vertidos sigue estando el petróleo y sus derivados, con unas 635.000 toneladas al año (una quinta parte del total mundial) para toda la cuenca, procedentes de las operaciones rutinarias de refinería y de la limpieza de tanques y vertidos intencionados o accidentales desde buques (petrolero Haven, Golfo de Génova, 1991).

Actualmente existen 116 plataformas instaladas, que por cada 1.000 toneladas de crudo extraído vierten 100 kg. al mar. La última reunión de la Convención de las Naciones Unidas para la Protección del Mediterráneo contra la Contaminación (Convención de Barcelona) ha fracasado en su tarea, al alcanzar el tibio compromiso de “reducir progresivamente los vertidos para el año 2005”.

La industria tóxica En España la cantidad de residuos peligrosos producidos asciende a 2 millones de toneladas, de las que el 80%, tal y como reconoció el ministro de Obras Públicas, Turismo y Medio Ambiente de España, Josep Borrell en 1992, no se encuentran bajo ningún tipo de control. A cada habitante de España les tocan 50 kg. al año de química letal pura: de residuos de la fabricación de disolventes, pinturas sintéticas, barnices, biocida, papel…

Cantidad cualitativamente más peligrosa que las 3.250.000 toneladas de anhídrido sulfuroso que recibe la atmósfera al año por mucho que sea el principal responsable de la lluvia ácida, porque los residuos tóxicos conservan su letalidad hasta en pequeñísimas dosis a lo largo de decenios. Estos residuos están siempre ligados a sistemas de producción industrial tóxicos, que provocan muchos otros riesgos y problemas de contaminación:

Contaminación peligrosa

Sólo una parte de las sustancias tóxicas utilizadas y generadas durante los procesos industriales queda en forma de residuos tóxicos. Según datos de la Administración de EE.UU. en 1991 las industrias de este país emitieron al menos 1’53 millones de toneladas de más de 300 sustancias tóxicas al medio ambiente.

Cerca del 60% fueron a parar a la atmósfera: los controles de las emisiones al aíre son los menos estrictos En España, el MOPTMA ha declarado que el alcantarillado puede ser la principal vía de emisión de residuos tóxicos.
Exposición de los trabajadores

El gabinete de salud laboral del sindicato Comisiones Obreras de España (CC.OO.) estima que más de millón y medio de trabajadores están expuestos en España a sustancias cancerígenas. En EE.UU, hay estimaciones que hablan de entre 30.000 y 90.000 trabajadores muertos de cáncer en 1992 como consecuencia de la exposición a sustancias cancerígenas en sus lugares de trabajo.

Exposición de la población

Provocada por las emisiones atmosféricas, vertidos, fugas, escapes… Accidentes en las fábricas y durante el transporte
Según Protección Civil, entre 1987 y 1993 se produjeron 23 accidentes “mayores” en las industrias españolas. El más reciente, el escape de gas cloro en la factoría de Erkimia en Flix, Tarragona.

Exposición de los consumidores

Las sustancias tóxicas utilizadas por las industrias se incorporan a los bienes de consumo y a los materiales de construcción. Durante la utilización de estos bienes y su posterior gestión como residuos, estas sustancias tóxicas son emitidas al entorno dañando la salud pública y el medio ambiente. Pinturas, barnices, productos de limpieza y desinfectantes, protectores de la madera, adhesivos, plásticos, etc, contienen sustancias como tolueno, xileno, cloroformo o metales pesados que suponen también un riesgo para la salud de los consumidores.

El origen de los residuos “especiales” y las emisiones de sustancias tóxicas no es otro que la utilización de materias primas y procesos tóxicos en la producción industrial.

Fotos: Recubrimientos de residuos en España

Fuente: http://www.pangea.org/~vmitjans/residus/contamina.html

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: