EcoLaMancha

noviembre 25, 2007

VIAJE DE LAS BALLENAS HACIA LA ANTARTIDA

Archivado en: FAUNA — miguelangelgallego @ 2:47 am


Síguenos en el Gran viaje de las Ballenas…

El Gran viaje de las ballenas sigue a las ballenas jorobadas en su viaje desde las cálidas aguas tropicales del Pacífico Sur, donde se aparean, hasta las heladas aguas del Océano Antártico en la Antártida, donde encuentran alimento..

Las ballenas se dirigen a un refugio seguro, el Santuario Ballenero Antártico. Desgraciadamente se sigue cazando aquí.

Por qué la flota japonesa no podrá usar este mapa para encontrar y matar a las ballenas.

Greenpeace llevan muchos años protegiendo a las ballenas en el Océano Antártico. Los activistas han realizado muchas acciones interponiéndose entre cetáceos y arpones. Nunca permitiríamos que la vida de las ballenas corriera peligro. Por ello, la información sobre el rastreo de las ballenas no aparece en la web hasta pasado un tiempo. Así, aseguramos que la flota japonesa no puede localizarlas a través del Gran viaje de las ballenas.

Para justificar su caza como científica, la flota de la Agencia de Pesca de Japón tiene que seguir unos patrones predeterminados de búsqueda a la hora de cazar ballenas. Según ellos esto demuestra que están haciendo un muestreo probabilístico de la población. Seleccionar una ballena o grupo de ballenas en particular para su caza, sería lo contrario a un muestreo probabilística y demostraría la farsa de su programa “científico”.

El gran viaje de las ballenas
No se debe permitir la caza de miles de ballenas en nombre de una investigación científica innecesaria y desacreditada. Para demostrar que este hecho está ocurriendo, Greenpeace sigue a las ballenas vía satélite en el Océano Antártico, que podéis recibir en:
http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/oceanos/the-great-whale-trail/follow-the-great-whale-trail

El Gran viaje de las ballenas es un proyecto en el que colaboran Greenpeace y los científicos que investigan las ballenas jorobadas del Pacífico Sur. El apoyo económico del grupo ecologista ha servido para que los centros Cook Islands Whale Research y Opèration Cètacès de las Islas Cook y Nueva Caledonia, respectivamente, dispongan de un sistema de rastreo vía satélite con el que las ballenas jorobadas pueden ser localizadas, durante su migración desde las áreas de apareamiento y alumbramiento en el Pacífico Sur, a la zona de alimentación en el Océano Antártico.

Información valiosa sin necesidad de matarlas

Este proyecto generará información valiosa sobre los desplazamientos y destinos migratorios de las ballenas jorobadas procedentes de las poblaciones pequeñas y sobreexplotadas de Rarotonga, en las Islas Cook y de Nueva Caledonia.

Greenpeace presenta esta importante investigación científica, no letal, como parte de su campaña contra la investigación letal e innecesaria que Japón está llevando a cabo en el Santuario Ballenero Antártico.

Durante su migración, las ballenas jorobadas, al igual que miles de otras ballenas, se enfrentan a muchos peligros: la colisión contra embarcaciones, la pesca a escala industrial, la contaminación y los efectos del cambio climático.

Todos los años más de 300.000 ballenas y delfines mueren atrapados en redes de pesca. Sería lógico pensar que estarían a salvo en un santuario de ballenas como el del Océano Antártico. Sin embargo, una vez que llegan a las aguas de la Antártida se enfrentan a su mayor amenaza: la caza de ballenas.

El Santuario Ballenero Antártico debería ser un refugio seguro para estos cetáceos, pero todos los años la Agencia de Pesca de Japón permite que su flota cace estos animales por razones científicas. Por tercer año consecutivo, su objetivo es matar cerca de 1.000 rorcuales aliblancos.

Este año, además, pretenden cazar 50 ballenas jorobadas y 50 rorcuales comunes. La primera especie se considera amenazada y la segunda en peligro.

Las razones esgrimidas para asesinar a todas estas ballenas en pro de la “investigación científica” han sido desestimadas por la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que ha calificado esta “investigación” como innecesaria y por ello urge al Gobierno japonés a finalizarla.


En realidad, bajo esta caza científica se esconde la caza con fines comerciales, ya que la carne de ballena termina en los supermercados japoneses, aunque poca gente la consume. La caza comercial de ballenas está prohibida por la CBI.

El proyecto El gran viaje de las ballenas contribuye a la investigación científica sin la matanza de ballenas.

About these ads

1 Comentario »

  1. good

    Comentario por Fernando Serfernd — junio 19, 2011 @ 2:54 pm


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Silver is the New Black. Create a free website or blog at WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: